Portada - Si decido quedarme

Si decido quedarme (If I Stay)

Cada vez que voy al cine a ver una historia de amor adolescente, lo hago predispuesto a encontrarme con más de lo mismo: dos jóvenes que se enamoran y en el transcurso de su relación, que puede ser formal o no, deben lidiar con una u otra situación que lo complica todo. Seamos honestos, el argumento en este tipo de historias siempre va a tener como piso lo que acabo de exponer, y en el caso de ‘If I Stay’ no apelamos a ninguna excepción, pero muy gratamente debo decir que tiene algo más que la hace muy interesante.

 
Esta película está basada en la novela homónima escrita por Gayle Forman en la que debuta como director cinematográfico R.J. Cutler y en la que las firmas de Warner Bros, Metro-Goldwyn-Mayer y New Line Cinema apostaron por llevar a la gran pantalla dicha historia; no es cualquier cosa pues.
 
 
La pareja protagonista la integran Chloë Grace Moretz y Jamie Blackley, quienes interpretan a Mia Hall y Adam Wilde, respectivamente. El reparto principal lo completan Mireille Enos y Joshua Leonard como Kat y Denny Hall, padres de Mia; y Liana Liberato y Lauren Lee Smith.
 
 
El guión, que me pareció bien interesante, nos cuenta la vida de Mia, una joven algo retraída amante de la música clásica que además disfruta de un gran don al poder tocar el chelo de forma espléndida. Hija de unos particulares padres muy rockeros, vive día a día en un ambiente musical realmente genial, pero sus gustos son distintos y ella no se siente tan a gusto, pero sabe tolerarlo. Lo cierto es que conoce a Adam, quien además es el líder de una banda de rock bastante famosa en su ciudad, y bueno, se enamoran, y ya se imaginan el resto.
 
 
La cosa se pone interesante cuando la historia da un vuelco tremendo. Un accidente de tránsito lo cambia todo y ahora nos transporta a apreciar la vida desde un plano espiritual, en el que Mia se enfrenta a tomar la gran decisión entre quedarse o partir. Es en este momento cuando comienzan a aflorar las emociones, y es también cuando se le saca provecho al relato que además va haciendo uso de flashbacks que explican cada uno de los motivos por los cuales Mia debe luchar por mantenerse con vida o, por el contrario, dejarse morir y descansar en paz.
 
 
En términos técnicos los recursos utilizados no es que sean cosa del otro mundo, pero además de manejar una fotografía de muy alta estética, la sincronía con la cual fueron rodadas las escenas es de alabar. También la música es altamente plausible; no podía ser de otra manera ya que toda la historia está enmarcada en un ambiente musical.
 
 
Sin duda es una película dirigida al público adolescente, principalmente a quienes ya hayan leído el libro, pero pienso que puede ser ampliamente apreciada por todo tipo de espectadores. Lo que sí no puede faltar son las lágrimas de los más sensibles; en una o dos escenas se le afloja el guarapo a cualquiera (de hecho, hasta me pareció más sentimental que ‘Bajo la misma estrella’).
 
Ahí lo tienen, ‘Si decido quedarme’ en Slow Motion.
 
 
Les tengo una sorpresa. A partir de este Slow Motion agregaré al final un resumen de los aspectos positivos y negativos de cada película. A disfrutarlos pues.

A favor:

  • A medida que pasa el tiempo el relato se va poniendo más interesante.
  • A pesar de ser una historia de amor adolescente, el argumento juega con muchos otros elementos que dan dinamismo.
  • La música; para ser disfrutada.
  • La fotografía la hace muy agradable a la vista.

En contra:

  • El tema de llevar la historia a un plano espiritual podría caerle mal a quienes no crean mucho en esas cosas.
  • El final, muy abrupto. No habría caído mal al menos una escena adicional para bajar la tensión acumulada a lo largo del metraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>